junio 12, 2020

Fartlek disfrutón

Fartlek disfrutón

Y llegó el jueves, y dónde normalmente teníamos una tirada a ritmo de potencía crítica, Jose Luis puso un fartlek para hacer las cosas algo distintas.

Este fartlek estaba compuesto de:

  • 15 minutos de calentamiento
  • 3 kilómetros al 100% del CP
  • 1,5 kilómetros al 90% del CP
  • 1,5 kilómetros al 100% del CP
  • 1,5 kilómetros al 90% del CP
  • 3 kilómetros al 100% del CP
  • 10 minutos de enfriamiento

La verdad que este tipo de entrenamientos a mi no me resultan pesados y cuando voy a esos ritmos, que son soportables, pues suelo disfrutarlos.

El calentamiento fue bien, intentando controlar la potencia, aunque se me disparó por encima en alguna cuesta.

El primer tramo de 3 kilómetros al 100% de la CP me cogió con bastante aire de cara y de costado en algunos tramos. En este tramo la pendiente era ascendente o llana por lo que tenía que ir pendiente del reloj, que en algunos tramos no paró de avisarme de que tenía que levantar el pie. Había empezado con mucha alegría. Al final, este tramo me cogió con una media de ritmo de 4:57/km y una potencia de 344 watios. Un poco por encima de los 330 que eran los que tenía que llevar.

El tramo siguiente de "recuperación" me sentó bastante bien, aunque fue difícil rodar en los watios recomendado porque me cogió en un tramo de subida.

Cuando pasó ese 1,5 kilómetros de "recuperación", pita el reloj para recordarme que ahora era un tramo de 1,5 kilómetros de CP. Este 1500 fue en terreno desfavorable todo el camino, pero fue bastante bien y controlando de nuevo los avisos de mi reloj porque me disparaba de ritmo. Me encontraba "tontorrón" tras el día de descanso. El ritmo a 5:01/km y una potencia de 347 watios.

El siguiente "descanso" seguía picando hacia arriba en la primera mitad y la segunda mitad es llano y acaba en un tramo de bajada.

Y cuando acabé de este tramo de "descanso" comenzamos el último tramo del fartlek, de nuevo a CP y otra vez durante 3 kilómetros. En la cabeza calculando la ruta rápidamente porque si me volvía desde ahí para un camino de vuelta a casa, acabaría antes de esos 3 kilómetros. Así que cúal GPS de coche, varié la ruta y decidí tirar hasta la guardia civil, bajar por el recinto ferial, volverme para la ronda Norte y ahí acabaría pero no sabía a que altura.

Es un tramo que comienza en subida, que después tiene una bajada y termina llaneando. Lo disfruté enormemente y quizás haya sido el primer entreno que he disfrutado desde que comencé a utilizar el Stryd. Por una vez no sentí que fuese demasiado lento y la alegría al correr volvió a mi cabeza. Todo esto confirma una primera impresión que siempre he comentado con Jose Luis y es que este Stryd mata al romanticismo de disfrutar en las carreras, porque sabes en todo momento si estás por encima o por debajo de tus posibilidades. El tramo al final salió a ritmo de 4:45/km y una potencia de 344 watios.

Y luego a enfriar esos 10 minutos que siempre se me hacen largos porque tengo que bajar muhco el ritmo para llegar a la potencia deseada por las cuestas que hay en mi localidad.

Al llegar a casa, estiramientos y sincronización de los bichos y un notificación de Stryd que me decía lo siguiente:

He subido mi potencia la friolera cantidad de 2 watios. Que preciso es el bicho y como me gustan estas notificaciones.

Desde aquí animar a Jose Luis a meter más entrenos de este tipo que me resultan muy entretenidos.

Nos vemos en el resumen de la semana y peso.