junio 24, 2020

Martes de series, martes de sufrimiento

Martes de series, martes de sufrimiento

Llegó el martes y las primeras series tras el ajuste de la CP y algo me decía que no iba a ser fácil hacerlas a los porcentajes de potencia que quería Jose Luis.

El entrenamiento estaba compuesto por:

  • 15 minutos de calentamiento
  • 1600 metros a una potencia de 110% y 1:30 de descanso
  • 1200 metros a una potencia de 110% y 1:30 de descanso
  • 800 metros a una potencia de 110% y 1:30 de descanso
  • 400 metros a una potencia de 110% y 1:30 de descanso
  • 10 minutos de enfriamiento

El calentamiento ya me dio las sensaciones que me iba a encontrar en las series, es decir, mucha calor y aire de cara en los tramos finales de las series.

La primera serie de 1600 comenzó con más calma de la que debería. Sin querer forzar mucho para no gastar más de lo necesario. Hacía bastante calor, unos 37 grados y el aire que corría era caliente para joder aún más la cosa. Aún así, serie a ritmo de 3:56/km y 418 watios, lo que equivale al 101,7%. Muy lejos de la marca pedida. Como podéis ver en la imagen, el aire hizo de las suyas.

Volví caminando al punto de salida para recuperar el aliento por lo que el descanso se ha ido siempre un poco más del tiempo estipulado.

Salida del 1200, también con cabeza, aunque ya un poco más en caliente y con la cabeza metida en faena, ha sido el que más he sufrido. Este sufrimiento ha venido por el tramo con el aire de cara, la subida tras el giro a la izquierda y otra vez aire de cara, para acabar pidiendo la hora. Al final ritmo de 3:50/km y 437 watios, es decir, al 106,3%. Más cerca pero aún lejos de lo que se había planeado. La boca seca, como si estuviese masticando una esponja. Podéis ver que paliza me dio el aire al final de serie.

Salí al 800 con la cabeza pensando en que esto estaba hecho ya, ya que además es la distancia que tengo mejor referenciada en el polígono porque ya la he hecho varias veces. Salí demasiado rápido y cuando iba por el 400 ya notaba el cansancio y aún quedaba lo peor, giro a la izquierda, 80 metros y giro de nuevo a la izquierda para que el aire me diera la paliza padre porque ha sido cuando más fuerte ha pegado. La serie más floja en cuanto a ritmo en todo el entreno y sensación de acabar fundido. Ritmo de 3:53/km y potencia de 424 watios, es decir, el 103,1% cuando estaba planeado al 115%.

Y llegamos a la serie final. El último 400. Cansado por la calor que hacía. Cómo tengo cogida la distancia, salí sin mirar reloj. Me deje guiar por las sensaciones y la primera vez que miré el reloj fue cuando iba por los 350 metros. Con la respiración bastante forzada llego al final de la serie. Paro el crono y ritmo de 3:47/km y 443 watios, es decir, 107,8% para seguir muy lejos del 115% planeado.

La vuelta siempre es lo peor. Vas para casa que parece que te ha atropellado un camión. La boca seca, chorreando sudor, la camiseta empapada y el camino hasta casa se hace eterno.

Tengo que repetir el test o trabajar sobre unos 400 watios de potencia como CP debido a que durante el test de potencia crítica, al final me sopló un poco de aire de cara que hizo que la potencia se disparase un poco. Pero es lo que hay cuando no puedes hacerlo en la pista. Volveré a repetirlo a las 6 semanas tal y como recomienda Stryd y que sea lo que el señor de la potencia quiera.

Ahora a descansar que me lo he ganado. Nos vemos el jueves.