octubre 24, 2021

Semana 41 Camino a Málaga- Participación en la media maratón de Sevilla

Semana 41 Camino a Málaga- Participación en la media maratón de Sevilla

He dedicio retrasar este post una semana porque la verdad que lo vivido la semana pasada me superó por completo y no encontré tiempo para escribir.

Empezando la semana como debe de ser, el lunes salí a rodar. Tras los 17 kms de la semana anterior a un ritmo de maratón una parte, me encontraba bastante bien y bueno, como siempre, aprovechamos el lunes para seguir sumando minutos y kilómetros de entrenamiento.

El martes fue un día de tempo-run, pero esta vez fue un poco distinto porque aparte de tener un poco más de rodaje en zona 2, estaba dividido en 4 bloques de 5 minutos en zona 3 con recuperaciones de 3 minutos en zona 2 y la verdad que fueron muy bien a un ritmo medio de 3:40/kms. Las más rápidas en todas estas semanas.

Y empezó un poco el desastre de la última parte de la semana.

El jueves tocaba visita al nutricionista y primera mala noticia. Estos últimos 15 días he cogido peso. 800 gramos que me he encontrado. Luego me fui muy tarde para la pista y en lugar de hacer el rodaje que había programado, pues me dediqué a hacer el tonto en la pista, haciendo lo que me pedía el cuerpo y además hice cosas que no debía hacer como irme con un compañero de pista en su última serie el cual me pegó un apretón en los último 100 metros de una serie que a mi no me tocaba hacer, que podría haberme llevado a una lesión.

El viernes auqnue también había otro rodaje programado, me tuve que poner con un asunto personal que me hizo darme cuenta cuando quise salir a correr que era ya muy tarde y preferí descansar, al igual que como todos los sábados.

Y llegó el domingo. Tras haber puesto cara a muchos compañeros del podcast que vinieron a correr a Sevilla, en realidad a todos los que vinieron, estaba muy nervioso. Aunque llevaba la semana muy confiado y seguro al 100% de que iba a bajar de mi marca del 27 de junio de 1:27:25, siempre el ponerte un dorsal te hace sentir esas cosquillas en el estómago.

Antes de la salida con el grupo de Corriendo a NY
Antes de la salida con el grupo de Corriendo a NY

La verdad que la carrera no pudo ir mejor. En lugar de llevar la pantalla de entranamiento, puse la de carrera que tengo con dos campos, siendo uno de ellos la potencia y otro de ellos el ritmo medio. Puse esta pantalla porque llevaba puesto el autolap (normalmente no lo llevo) y me iba a ir cantando en cada kilómetro el tiempo que hacía.

Salimos y los primeros 3 kilómetros, fui más rápido de lo que debía marcando el primero a 3:52 el segundo a 3:53 y el tercero a 4:00 que era el ritmo que quería llevar toda la carrera hasta donde pudiese aguantarlo.

Aquí me pasó el compañero de podcast Ignacio, con el que tuve la entrevista previa a la carrera, y me dijo que me enganchara, pero ya decidí ir controlando por mi cuenta.

Lo cogí en el 5 más o menos y me enganché a una pareja de un chico y una chica que llevaban muy buen ritmo los siguientes kilómetros y que me llevaron en volandas a 3:56-3:57/km hasta el 10 donde tras haberme tomado el primer gel y la primera pastillas de sales, se fueron una veintena de metros que ya no pude recuperarles.

Pasé por el control del 10 con un tiempo de 39:32, muy cerca del 39:04 que tengo como mejor marca, pero con la sensación de llevar motor de sobra.

Fueron pasando los kilómetros y en el 16 seguíamos bien, aunque empezaba a notar que iba menos cómodo, así que eché mano del segundo gel y como llevaba la camiseta muy pegada, me tomé la segunda pastilla de sales que llevaba. Por el kilómetro 15 pasé en un tiempo de 59:39.

Ya en el 19 empezó lo malo. Las piernas empezaron a no ir, pero echamos la cabeza a andar y me iba diciendo que si había llegado hasta aquí por debajo de 4, ya había que llegar a meta para pegarle ese bocado a la marca. En este kilómetro para que notéis la diferencia de ritmo, me fui a 4:06 cuando había ido toda la carrera por debajo de 4:00 prácticamente. El 20 salió a 4:08 y el 21 a 4:09.

La entrada a Plaza de España y la recta de Mª Luisa se me hicieron eternas, pero cuando llegué al giro de izquierdas que daba a meta, miré el crono luminoso al fondo y lo vi en 1:24:10. Sólo se me pasaba una cosa por la cabeza "la que has liao pollito!!" y empecé a correr hacia una meta que parecía que la iban echando cada vez más atrás. La crucé en 1:24:50 en tiempo total, pero el tiempo real fue de 1:24:40. A 4:00/km justo.

Nada más cruzar meta, me fui a por la medalla y a grabarla. La había pedido hace meses porque sabía que bajaría mi marca, pero no que iba a bajar tanto.

Para que os hagáis una idea, os dejo la evolución en fotos.

Media de Córdoba (dos años seguidos 1 hora 29 minutos y algo)
Media de Córdoba (dos años seguidos 1 hora 29 minutos y algo)
Media de junio (1 hora 27 minutos y 25 segundos)
Media de junio (1 hora 27 minutos y 25 segundos)
Media de Sevilla 1 hora 24 minutos y 40 segundos
Media de Sevilla 1 hora 24 minutos y 40 segundos

En la foto que encabeza este post os he dejado una captura del tiempo que me calculaba stryd y del timepo realizado en la medalla.

Esta semana en lugar de dejaros un video resumen os dejo un audio dónde comento un análisis más visceral de la carrera inagurando mi colaboración oficial en el podcast de corriendo a NY.

Podéis descargarlo aquí