septiembre 24, 2020

Semana 5 segunda mitad y test de calibración de stryd

Semana 5 segunda mitad y test de calibración de stryd

Buenas noches cuando escribo esto.

Esta segunda mitad de semana ha servido para volver a meter kilómetros y acumular otra semana más con más de 50 kilómetros.

El jueves tocó hacer un entreno de físico, por lo que a la hora de correr, este entrenamiento sólo estaba compuesto por un calentamiento, las postas de los ejercicios físicos y un progresivo de unos 100 metros. Al acabar también hubo un pequeño enfriamiento.

El sábado fue el día que más disfruté en la semana. Amaneció lloviendo y eso no lo podíamos dejar pasar, así que nos fuimos unos cuantos valientes a correr bajo el agua. 15 kilómetros disfrutones en los que hubo una pequeña serie de unos 700 metros bajando a 3:50/km y alguna cuesta donde apretamos los ritmos o incluso donde hubo más de un pique como en el final del recorrido.

El domingo fue un día tranquilo, con la gente del club que va aun ritmo más lento del que suelo ir yo, así que tranquilo y acompañando a gente en los llanos y apretando en las subidas para luego volver a bajar e ir recogiendo a gente y volver a subir a un ritmo mucho más tranquilo.

Lo mejor de la semana pasó el el lunes.

Llegué a casa y había sido festivo local en mi pueblo, así que los compañeros ya habían salido a entrenar. Cuando llegué del trabajo, no sabia que iba a hacer. Dudé entre salir a hacer 5 kms a fuego para ver si mi Garmin me engañaba con sus estimaciones, si hacer el test de calibración de stryd que debería haber hecho muchas semanas antes o si salir a trotar.

Al final decidí realizar el test.

En la primera tanda de 9 minutos, repetí el recorrido que hice en el anterior test. La verdad que la Ronda Norte de mi pueblo no es el recorrido ideal por los cruces de calle y sobre todo por el cambio horario con respecto a la vez anterior dónde lo hice a las 7:30 de la mañana, con respecto a las 20:30 prácticamente en éste. Ni el tráfico de coches ni de gente es el mismo. Así que el primer kilómetro no fue para tirar cohetes, pero marqué la diferencia en el segundo a un ritmo de 3:36/km para acabar bastante fuerte. Creo que si lo hubiese hecho en pista, hubiese marcado un mejor ritmo, pero con los protocolos COVID, aún no tenemos acceso libre a la pista y sólo es en horario de entrenamiento del club, aparte estaba cerrada por lo que comenté anteriormente del festivo local.

Luego hice el descanso y caminé 30 minutos como dice la prueba.

Y llegó el momento de los 3 minutos. Aquí es dónde realmente me sentía más fuerte. Los test de 1000 que realicé con el club fueron bajando hasta llegar a marcar un 3:17 en el último 1000 que hicimos. Salí y sin mirar el reloj tocó darlo todo. Como por referencia sabía donde estaba el punto de los 800 metros, fue ahí donde miré el crono y ¡sorpresa! aún quedaba tiempo el el crono. Seguí el ritmo y cuando llegué a los tres minutos y parar el reloj, me dí cuenta que el ritmo era de 3:13 el kilómetro y que había hecho 930 metros, por lo que no descarto que si lo hubiese hecho en pista y hubiera acabado el 1000 hubiese bajado de mi mejor marca.

Cuando hice este tes anteriormente me dió una potencia crítica de 411 watios. Al acabar y meter los resultados en stryd, esta potencia crítica ha subido a 413 watios.

Os dejo imágenes comparando estas tandas y el video resumen de esta semana.