mayo 24, 2020

Tirada de domingo, buenas sensaciones

Tirada de domingo, buenas sensaciones

Llegó el domingo, el día por excelencia de los entrenos más largos.

Para este domingo Jose Luis nos había preparado el siguiente menú del día:

  • De primero, 1,5 kilómetros tranquilos
  • De plato principal, 7 kilómteros al 90% de la potencia crítica, que en mi caso debía de ser 310 watios.
  • De postre, otro 1,5 kilómetros tranquilo de vuelta.

Me acosté a las 2 de la mañana tonteando con una cosas que estaba haciendo en casa a nivel de frikismo y no tenía sueño, pero me obligué a irme a dormir.

A las 7:00 ha sonado el despertador, pero la verdad que no me ha costado levantarme, quizás ayudado por la luz que ya entraba por la ventana, el ruido del bar que tengo abajo que a esa hora ya está abierto y sobre todo por el peque que se viene a la cama y que se pega toda la noche pegando patadas y puñetazos, cual película de Chuck Norris.

Como me cuesta tanto salir en ayunas, aproveché para prepararme un café y una tostada con aceite de oliva y pavo. Luego a vestirse y, antes de salir, pasada por el baño para ir ligeros y sin problemas incómodos.

El recorrido ya lo tenía en la cabeza y la verdad que ha ido bordado, ya que cuando he acabado los 7 kilómetros del plato principal, me he encontrado con unas compañeras del club y me he parado a saludarlas justo antes de comenzar con el enfriamiento, que ha acabado a 50 metros de la panadería. He comprado pan para ponerle el desayuno a los demás componentes de la casa y me he vuelto andando.

El tramo principal de la ruta de hoy era irregular. El primer tramo era de bajada y la vuelta picaba hacia arriba. Me ha costado llevar el ritmo de watios controlado y vuelvo a llevar un entreno mirando el crono. La verdad es que he ido un poco por encima porque se me había metido en la cabeza que el ritmo a llevar debía de ser sobre unos 320 watios. El resultado final de este tramo ha sido este:

En lugar de ir al ritmo que marcó Jose Luis, he ido un 5% por encima. 7 kilómetros a 327 watios.

Con el trabajo hecho tan pronto, sólo queda de disfrutar del domingo con la familia y descansar hasta mañana esperando que el señor de los watios nos detalle el entreno del lunes, aunque por la experiencia, imagino que mañana es un día de rodaje suave.

Veremos a ver si esta semana podemos realizar todos los entrenos sin molestia.

Que tengáis una gran semana.