mayo 4, 2020

Y por fin llegó el día

Y por fin llegó el día

Y llegó el sábado y por fin el poder hacer deporte.

Era el día en el que imaginábamos que saldría todo el mundo en tromba en la calle. Aquellos que no habían hecho deporte en su vida, habían cogido la ropa de deporte y las zapatillas del deporte que fuesen y salían a la calle. Antes de emitir una crítica, desde aquí, yo los alabo. Siempre he alabado a la gente que comienza a hacer deporte porque tomar este hábito es saludable para todos, siempre que se mantenga en el tiempo y se haga con cabeza.

Allí estaba yo a las 7:30 de la mañana. Esto lo llevo especialmente mal, no suelo madrugar tanto como la Jose Luis que prefiere la mañana. Yo soy animal de tardes, sobre todo porque no me gusta salir con el estómago vacío, y si quiero sair desayunado, tendría que levantarme a las 6:30 que no están ni las calles puestas.

La ilusión de un chiquillo y por delante, rodar hasta que me apeteciese. Jose Luis en el podcast en el que colabora, recomendaba hacer ca-co, es decir, caminar x minutos y correr x minutos. No estaba dispuesto a no poder disfrutar de un momento que llevaba tanto tiempo sin disfrutar. Y salí de casa "estrenando" el stryd para que Jose Luis comenzara a tener datos.

Jose Luis me comentó que para tener datos con los que sacar una primera estimación, debemos de tener tres tipos de entrenos:

  • Un rodaje de una hora
  • Un entreno de series
  • Un entreno de 15 minutos prácticamente al mejor ritmo que podamos llevar.

Así que, ¿sabéis que elegí? Pues claro, el rodaje de una hora, así sin miedo y despues de cincuenta y pico días sin correr.

Salí con música, pero a los pocos minutos la quité, prefería escucharme. Los primeros 30 minutos fueron geniales, a un ritmo de 5:30/km y corriendo por sensaciones. Mirando el reloj cada dos por tres porque la caratula de stryd me daba unos valores que hasta ahora desconocía. ¿Qué es eso de POWER en mi reloj? ¿y por qué me faltan datos en esta pantalla?

Para mí, necesito más datos. Estoy acostumbrado a la metodología de siempre, es decir, pulsaciones. Y aquí no hay pulsaciones, evidentemente, porque el sistema de entrenamiento por potencia no toma el pulso como algo sobre lo que haya que hacer ajustes.

Luego tenemos un dato como el tiempo total y la distancia total recorrida que nos informa de forma automática a cada kilómetro del tiempo relizado en ese kilómetro y de la potencia media desarrollada durante ese kilómetro.

He de decir que el campo de ritmo, no sé si es el ritmo medio o el actual. No creo que sea este último, ya que me daba valores unos 10-15 segundos por debajo de lo que me daba cuando me pitaba al kilómetro.

Al menos, si que he podido comprobar que cuando toquen entrenos de serie en pista, puedo marcar los laps manualmente pulsando en el botón BACK. En pista será fácil llevar las referencias, pero con el muestreo de ritmo sin ser correcto, hacer series fuera será una tortura.

Pero pasó esa primera media hora y se acabó el terreno favorable. Giro a la izquierda y empezamos a entrenar con el terreno picando hacia arriba. Y nos queda media hora aún. En esos momentos, cabeza, mantener ritmo y no gastar más de lo necesario. Pero claro había un factor que no controlaba mucho, la falta de fondo. Hasta el minuto 50 pude llevarlo decentemente, pero los últimos 10 minutos fueron una tortura, aunque al final hice la hora completa. Paro el GPS y quedan 4 kilómetros y medio para volver y no tengo piernas para seguir corriendo, sobre todo porque me noto una ampolla en cada pie (creo que toca cambio de plantillas deportivas). Aquí os dejo el resumen de la carrera.

Mientras que vuelvo, como me había llevado el móvil para ir escuchando música y por si tenía que llamar a casa en caso que no hubiese podido con el entreno, voy hablando con Jose Luis sobre como se sincroniza stryd ya que aunque las cuenta de Garmin está conectada, stryd no muestra datos. Jose Luis me dice lo que tengo que hacer y allí que se muestran unos datos que no tengo ni idea de como interpretar.

¿Las sensaciones? Pues con ganas de tumbarme allí y que un buitre venga a devorarme. Menuda sensacion de cansancio.

Al llegar a casa, abro el ordenador e introduzco mi usuario de stryd y veo esto

Así que hablo con Jose Luis y ya interpretaremos los datos cuando tengamos un punto de partida.